domingo, 31 de agosto de 2014

Al fondo, a la izquierda

Fotografía extraída de Google Imágenes
"Soy terriblemente feliz en mi infierno, y escribo. Vivo y escribo amenazado por ese paralaje verdadero, por ese estar siempre un poco más a la izquierda o más al fondo del lugar donde se debería estar para que todo cuajara satisfactoriamente en un día más de vida sin conflictos". 

Julio Cortázar

martes, 26 de agosto de 2014

lunes, 18 de agosto de 2014

Se dice fusilamiento

Fotografía extraída de Google Imágenes
Triste aniversario el de hoy. Hoy se cumplen 78 años sin Federico García Lorca. Él bien sabía de la importancia de las palabras, del lenguaje. Hoy, son muchos los que se niegan a llamar asesinato a su fusilamiento. A lo largo del día, hemos podido leer varios eufemismos, a cual de ellos más ridículo. Menos mal que tenemos memoria para recordar aquella atrocidad, como las miles que se cometieron durante la guerra y la dictadura franquista. Menos mal, repito, que tenemos memoria para recordar algunos de sus versos y así disfrutar del lujo que supone pasear por Granada y recitarlos en voz alta.


DESEO

Solo tu corazón caliente,
y nada más.

Mi paraíso un campo
sin ruiseñor
ni liras,
con un río discreto
y una fuentecilla.

Sin la espuela del viento
sobre la fronda,
ni la estrella que quiere
ser hoja.

Una enorme luz
que fuera
luciérnaga
de otra,
en un campo
de miradas rotas.

Un reposo claro
y allí nuestros besos,
lunares sonoros
del eco,
se abrirían muy lejos.

Y tu corazón caliente,
nada más.

domingo, 17 de agosto de 2014

Alicia de verano

Decoración de una calle de Gràcia
Soñaba con mundos de ficción en donde los buenos sueños eran posibles entre tantas pesadillas. Corría detrás de conejos blancos por tal de encontrar la paz que le faltaba cuando caminaba por la realidad. Pero no había reloj que marcara las horas, tampoco el regreso a casa; nadie la esperaba. Ni siquiera había una reina malvada en su cuento que la quisiera muerta. Alicia dejó de existir en su mundo. Solo era una fábula, un recuerdo de verano de los que ni siquiera dejan una pequeña marca en la piel.

jueves, 14 de agosto de 2014

Miradas

Aeropuerto de Düsseldorf (Alemania)
Encontrar una mirada familiar en un aeropuerto lejano. Viajar sin moverme del lugar y fotografiar el instante mientras cientos de desconocidos pasan a mi alrededor sin tocarme. Alguno me llama por mi nombre, pero ya no soy capaz de reconocerle, ni siquiera tengo el coraje de leerle los ojos.

martes, 12 de agosto de 2014

El mar



Apunto de aterrizar en el aeropuerto de El Prat

El mar siempre me señala el final de mis viajes. Y cuando vuelvo, entiendo que mi vida va y viene en sus olas.

viernes, 1 de agosto de 2014

Luz verde

La plaza España de Barcelona atormentada
La luz de un semáforo da luz verde al movimiento de la gran ciudad que no respeta los lutos de nuestras derrotas diarias. A lo lejos, se escuchan las bombas en una frontera que paga los crímenes de un siglo que ya pasó. La culpabilidad hace que medio mundo, el que domina, mire hacia otro lado. En las pantallas reinan las imágenes del dolor, de la sangre, de la muerte, en definitiva, del odio. Los niños mueren desangrados a través de las lágrimas que bailan por sus mejillas al ritmo de las bombas. No hay divinidad que perdone a unos y ampare a otros, por muchos nombres que le demos.

Aquí, a mi alrededor, el ruido del tráfico de primera hora de la mañana, el que confirma que la ciudad que nos acoge y mata poco a poco ha despertado, me devuelve a la realidad de un autobús lleno de gente que no se mira. Me admira el pundonor del viejo que cada mañana se niega a aceptar los asientos que le ofrecen. Será culpa de la carencia de dignidad de este mundo al que no le tiembla el pulso a la hora de masacrarnos. 

Aún hay restos de las últimas tormentas de verano, como siguen habiendo restos de las bombas que un día cayeron en las calles que hoy pisamos. En todas las partes del planeta hay muertos que valen menos. Aquí, están todavía enterrados en cunetas; en Palestina, llevan décadas bajo los escombros.