sábado, 24 de octubre de 2009

Una y otra vez

Qué triste es cuando crees que has conseguido olvidarte de alguien, cuando durante meses luchas por sacarle de tus sueños, de tus pensamientos, de tus recuerdos... Pero ¡zas! una tarde tonta te lo vuelves a encontrar, charláis, os reís, os gastáis bromas y todo ese esfuerzo que hiciste se va a la mierda. Entonces es cuando vuelven los fantasmas del pasado. Cuando piensas, idealizas y vuelves a la realidad, a la puta realidad.

Supongo que ahora toca volver empezar de nuevo. Volver a hacer ese esfuerzo y cruzar los dedos para no volver a cruzarte con él hasta que la maldita enfermedad del amor pase y se pose en otra persona.

lunes, 19 de octubre de 2009

De vuelta a la civilización

Después de una semana sin pisar la calle, después de la desesperación de no poder moverme si quiera, de estar subiéndome por las paredes y de estar cagándome en todo por fin he vuelto ha pisar la calle.

El último día que la pisé hacía día de verano, calor, mucho claro para la época y hoy una rasca de las buenas (¡por fin llega el frío!). Parece que haya sido una eternidad la que ha pasado, hasta me ha dado alegría volver a clase y a la hora de volver a casa no quería (Roci me entiende xD) pero bueno poco a poco volverá el aburrimiento y la rutina de las clases. Todo es un ciclo, todo vuelve.

Pd: espero que no me saquen sangre en una buena temporada porque sino sólo van a sacar ibuprofeno, ventolín y mil medicamentos más.

lunes, 12 de octubre de 2009

Kit de supervivencia básico


A continuación os presento a mi kit de supervivencia básico:



Consta de Terbasmin (el blanco) el cuál se ha de inhalar tres veces al día dos inhalaciones y también te puedes saltar las horas y cuando veas que te ahogas tiras de él. También consta de Plusvent (el morado) el cual se inhala dos veces al día, uno por la mañana y otro por la noche. Otro que habréis reconocido rápido es el famoso ventolín (azul grisáceo) que se complementa con el Terbasmin. También sirve en esos momentos de ahogo y desesperación cuando el aire no entra por ningún sitio. Y por el último el método casero de mi madre: las cebollas. Sirven para la tos, se ve que disminuye. Yo toso igual y además luego me siento sucia porque creo que tengo un olor a cebolla que no me lo voy poder quitar en varios días.
En este kit faltan las pastillas pero es que esas no son del kit básico son más bien del kit general pero de lo que veis en la foto llevo sin separarme más de 48h y es que el médico que me atendió ayer en urgencias pensaba que estaba muerta. Le tranquilizaba verme moverme y escucharme hablar pero sino hubiera firmado mi acta de defunción ya que el aire no entraba en los pulmones y el pobre hombre no se explicaba como seguía con vida. Así soy, dando sustos siempre, no saliendo de una y metiéndome en otra. Qué le vamos a hacer si no tengo remedio...

lunes, 5 de octubre de 2009

And the winner is...

Lo prometido es deuda y la visita 100 tiene premio, así que Nebulina disfruta del vídeo de Isma, que sé que te gusta;)

video

viernes, 2 de octubre de 2009

De la noche al día

Es increíble ver como dentro de la rutina un día puede ser muy diferente al que le sigue, como un día puede ser totalmente fantástico y el siguiente ser totalmente gris. Un día tan sólo tienes una clase porque faltan profes, porque hay circunstancias que hacen que los profes no puedan entrar a clase porque se tienen que ocupar de asuntos de otros alumnos o tienes que hacer un ejercicio en grupo y acabas haciendo una ouija donde falta la mitad del abecedario para invocar al filosofo del que estás haciendo el ejercicio. Estos son días en los que las risas parecen no terminar y las horas vuelan.

Siempre se ha dicho que después de un gran día viene un día horrible y hay veces que eso ocurre. Es alucinante ver como pocas horas después de "el gran día" viene uno gris, tirando a negro, donde en vez de risas y carcajadas reina el pesimismo, recuerdos que deberíamos olvidar, el aburrimiento se agudiza en clases, clases que suelen encantarte se hacen extremadamente pesadas, se va la luz durante casi 24h en casa y así sucesivamente.

Dicen que para tener "un gran día" deben pasar 100 malos o normalitos así que para el próximo aún me quedan 98 días.