lunes, 30 de mayo de 2011

El Prat también está indignado

Hace un par de semanas se hizo una cacerolada en la Plaça de la Vil·la. En aquella ocasión tan sólo fuimos 30. Ayer, 29 de mayo, tan sólo dos semanas después, nos hemos multiplicado hasta llegar a ser 300. La gente fue llegando poquito a poco a la plaza, unos con botellas de plástico, otros con cacharros de cocina, otros con pitos, algunos con tambores y otros simplemente con sus propias manos y su voz, pero todos, a nuestra forma, hemos exigido lo mismo y seguiremos haciendo ruido hasta que nos escuchen. ¡Democracia real, ya!



El campamento de la Plaça de la Vil·la (El Prat de Llobregat)







Odio (Revólver)




2 comentarios: