martes, 19 de julio de 2011

Cosas absurdas de un 18 de julio cualquiera

1. Ver a niñatos que no llegan a los veinte años celebrar el aniversario del inicio de la Guerra Civil.


2. Escuchar a estos mismos gilipollas afirmar que con Franco se vivía mejor.


3. Oír a los mismos de los puntos 1 y 2 gritar “¡viva Franco!”


4. Comprar, digo, pasar el certificado médico para el carnet de conducir. (El examen lo tengo el día 29, así que ya me estáis cruzando los dedos. Carmelo, vuelvo a confiar en ti).


5. Darte cuenta de que los de Timostar han hecho gala de su nombre y han vuelto a engañarte, por lo que deberás volver a ir a la tienda y seguramente discutir en un día de esos que no puedes ni levantarte de la cama.


6. Leer los comentarios de apoyo de gente anónima y de políticos a Paquito Camps en la web del PP (quién me mandaría a entrar ahí…).


7. La muerte de la impresora cuando más la necesitas.


8. Arreglarla y quedarte sin tinta.




Bonita iniciativa la que ha llevado a cabo durante el día el diario Público. A través de las redes sociales se ha homenajeado a todos aquellos anónimos que sufrieron en sus propias carnes la Guerra Civil y a los que hoy en día algunos quieren borrar de la Historia. Me ha gustado mucho una frase que he leído hace un rato en Twitter que rezaba tal que así: “No os olvidaremos y no os dejaremos olvidar”.



Bitter Sweet Symphony (The Verve)

2 comentarios:

  1. Puntualizemos, Franco era un dictador y un gran fusilidor. Pero de lejos mejor gestor y mas honrado que los minduguis que tenemos ahora, que están haciendo bueno a aquel criminal.
    Con Franco las impresoras no se estropearian y los ingenieros que promueble la absolencia programada serían fusilados. Justamente fusilados por saboteadors, añado.

    ResponderEliminar
  2. ¿Franco honrado? ¿Estás seguro de eso? Si lees testimonios de la época verás que la corrupción era el pan de cada día, como hoy, sí, pero al menos ahora salta a los medios de comunicación.

    Respecto a lo que dices que los políticos de actuales están haciendo bueno a Franco, perdona que difiera, pero a mi modo de ver eso no es así. Pongamos por caso que mañana hay un nuevo golpe de Estado y el nuevo dictador, como su propio nombre indica, es un gran hijo de puta. ¿Eso hará a Franco bueno? Pues no, para mí serán los dos unos hijos de puta, la Historia es la que es y las comparaciones odiosas, además de absurdas. Al menos hoy en día vivimos en un sistema democrático, con muchas carencias, sí, pero cada uno, a título personal, puede expresarse libremente.

    ResponderEliminar