miércoles, 3 de agosto de 2011

El desalojo de Sol

Imagen extraída de Público
Anoche la policía se indignó y acampó en Sol. Un grupo de indignados no quiso permitir que los agentes se manifestaran e intentaron desalojarles, por ello, los cuerpos de seguridad mostraron su malestar por el aire, pese a las quejas de los vecinos que no podían dormir por el ruido del helicóptero. Los comerciantes, por su parte, estaban encantados con los nuevos perroflautas, aunque se quedaran sin clientes.


Coñas a parte, los políticos han vuelto a demostrar que vivimos en una dictadura encubierta cargándose algunos de los derechos de los ciudadanos por el simple hecho de que no les gusta las consignas que éstos gritan. Así pues, cerraron la parada del metro de Sol y restringieron el acceso a la plaza. Todo aquel que no le entrara por el ojo a los policías, no entraba en Sol, así de simple. Los comerciantes que tanto se habían quejado de la acampada de los indignados, los de vedad, no mostraron ninguna queja a quedarse sin clientes por el cierre de la plaza.


¿Por qué estas medidas se toman justo ahora? Pues la respuesta es bien clara: viene el Papa. Sí, otra vez viene el nazi a tocar los cojones. En esta ocasión, estará acompañado por las Juventudes Católicas, quienes al parecer no importa que estén en las calles gritando consignas en contra de leyes que otorgan ciertos derechos a los ciudadanos, como la ley del aborto o el matrimonio homosexual. Para ellos, las calles y las plazas estarán abiertas y los policías les protegerán; veréis como ninguno sacará una porra para agredir a esta gente. Lo aberrante es, además de todo esto, que España es un Estado LAICO, cosa que parece no entender los políticos, incluso los que dicen ser de izquierdas, como los del PSOE, y por ello se financia la visita del de la sotana, para la cual cosa, la crisis parece no importar. Señores, vuelve Ratzinger, así que ya nos podemos ir bajando todos los pantalones e ir poniéndole el culito para que nos la meta doblada sin ningún tipo de problema.

2 comentarios:

  1. las tierras granadinas no han apaciguado tu indignación ;-P jejeje a ver si tu abuela te va ha dar un coscorrón como vea lo que escribes.

    besos!

    mariwano

    ResponderEliminar
  2. La pobre me da la razón en todo, menos cuando salen a conversación los toros, el aborto y la religión, ahí sí que no nos ponemos de acuerdo, pero ella está a favor de "los muchachillos esos que están tiraos en la calle".

    Besos, Mariwano.

    ResponderEliminar