jueves, 20 de octubre de 2011

Agur, ETA

Fotografía extraída de Google Imágenes
Por fin ha llegado la noticia que llevábamos décadas esperando: ETA deja la violencia. Evidentemente, esta decisión se tiene que analizar porque hay muchos contras, no nos vamos a engañar, pero por fin se respira libertad en el País Vasco.


Parece que ha acabado la lucha armada, que ya no habrá más padres que entierren a sus hijos ni hijos huérfanos. Ya no habrá más familiares y amigos que lloren la muerte de un ser querido a manos de los terroristas vascos. Hoy es un día de esperanza porque también ha muerto Gadafi. Hoy respiramos mejor, pero con la incertidumbre del “¿y ahora qué?” 


Mientras unos celebran la victoria de la democracia y la derrota de la violencia, otros se dedican a crear crispación. Aún no sabemos los pactos que hay de por medio para que el comunicado de ETA por fin haya llegado, pero los medios más conservadores ya están lanzando mierda, total, es gratis. Parece ser que se han olvidado de lo que pasó en 1999 cuando Aznar estaba en el poder. Eso sí, yo me lo estoy pasando pipa leyendo los tweets que está escribiendo esta noche Pedro J. Ramírez.


Ojalá todos los cabos queden bien atados y la política en beneficio propio de los que se tienen que encargar de que esto llegue a buen puerto, se quede en sus casas. Esto es mucho más que política; esto es paz, esto es libertad, en definitiva, esto es vida.



2 comentarios: