domingo, 9 de octubre de 2011

Pasear desnuda

Fotografía extraída de Google Imágenes
Paseo por la ciudad desnuda y cubierta de ropa. El alcohol recorre mis venas y mis ojos buscan desesperados algo de ti. Las calles oscuras me recuerdan que no te encontraré y mis dedos se topan con las zonas más calientes de mi cuerpo. Ando sin descanso hasta que mis pies dicen basta y las lágrimas destrozan mi rostro. En una esquina un vagabundo duerme, en la siguiente, un hombre se dedica una paja. Somos demasiadas soledades las que inundamos las calles esta noche. Somos demasiados los que nos destrozamos el alma llorando. Sonrío al recordarte desnudo en mi cama, la verdad es que simplemente sonrío al recordarte, y es entonces cuando encuentro la fuerza suficiente para volver a casa mientras el aire me roba un “te quiero” más.

4 comentarios:

  1. Y la señorita potablava vuelve a ponerme palote. Eres muyyyyyyyyyyy grande, tía. No entiedo al que hace que te masturbes, si yo fuera él no tendrías necesidad de hacerlo porque no me separaría de ti nunca.

    ResponderEliminar
  2. joer con el anónimo jejejeje mola que te pongas eróticofestiva, pero el anónimo se lo toma demasiado a pecho ;-P

    ánimo, que mola como escribes.

    mariwano

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, agredezco tu entusiasmo, pero, hombre, como dice Mariwano, tampoco es para que te lo tomes así ;)

    Gracias, Mariwano. Como te dije ayer por FB, a mí me gusta mucho cómo cierras grietas, quizá ésa sea la gran función de los blogs. Nos vemos prontito.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanta Pota! Ya te dije el otro día que echaba de menos tus relatos eróticofestivos.

    ResponderEliminar