lunes, 19 de diciembre de 2011

Duele

Montaje extraído de Google Imágenes
Hoy es un día triste en el que el miedo vence a la racionalidad y la irracionalidad. Un día de victoria con sabor a derrota, un día perfecto para esconderse entre las sábanas. Las gaviotas han empezado a sobrevolar nuestras cabezas y la represión policial llega tanto a Girona como a Egipto. Duelen las miradas de desprecio y los recuerdos mientras el frío, por fin, nos azota. Se acerca la Navidad, la época del cinismo y la hipocresía, de las luces de colores, del turrón, del consumismo y de acordarnos, gracias a la televisión, de que hay gente pasándolo mal. Llega el momento de recoger dinero para los necesitados y se consigue alcanzar  cifras estratosféricas, como las que se consiguieron ayer en La Marató de TV3. Me pregunto si tendría tanto éxito esta iniciativa en marzo, por ejemplo.

La realidad nos escupe a la cara y nos sorprendemos al saber que quien quiera puede comprar bonos de cualquier Estado del mundo y esperar que éste se hunda con el único fin de enriquecerse. La realidad duele. Duele saber que Kim Jong-il ha muerto harto de comer langosta a diario mientras el pueblo coreano se muere de hambre. Duele el rechazo, el olvido, el abandono o la falta de caricias. Duele no escuchar un “te quiero”, incluso un “te odio”; también no poder correr hacia ninguna parte.

2 comentarios:

  1. Hay que atrincherarse para esta guerra interminable

    ResponderEliminar
  2. Uf............. Sí que duele y mucho :'(

    ResponderEliminar