miércoles, 30 de marzo de 2011

Perdonarse

La sangre recorre mis piernas lentamente mientras el dolor ataca a todo mi cuerpo y la rabia se apodera de mí. Las lágrimas inundan mares internos y los pulmones se quejan de los sollozos; ya es primavera. El olor a vida, dicen, a mi huele a podredumbre, a muerte. El agua clara se convierte en roja llevándose por el desagüe mi mal. Así, el agua deja de ser virgen para convertirse en puta. Quizá el daño es más interno de lo que creo. Últimamente me pone nerviosa mirar a los ojos de los demás, aunque sean desconocidos. Ando, pienso y en general vivo con la mirada clavada en el suelo porque siento punzadas en el estómago cada vez que levanto la cabeza y miro a mi alrededor; entonces, aúllo en silencio. Los huesos crujen convirtiendo su sonido en una melodía mortuoria; el cuerpo grita desesperado basta. Está cansado, lleva suficiente peso encima y desde hace mucho tiempo  pide clemencia. Me planteo hacerle caso y me doy cuenta de que es mucho más difícil perdonarse a una misma que a los demás.


Lucha de gigantes (Nacha Pop con la Sinfónica de RTVE)



*
En un mundo descomunal
Siento mi fragilidad.

Vaya pesadilla corriendo
Con una bestia detrás
Dime que es mentira todo
Un sueño tonto y no más.




Pupita, mucha. Trabajos, muchos. Exámenes, menos, pero difíciles. Estrés, ni te cuento. ¡Aaaaaaaaaahhhhhhh!

lunes, 28 de marzo de 2011

Gente positiva

Emilio Fiel, pionero en España de la nueva conciencia y aventurero de espíritu.

Siempre tengo 33 años. Nací en San Sebastián y vivo en la comunidad de Liuramae, en Borja (Zaragoza). Vivo en pareja y tengo 4 hijas. Licenciado en Economía. ¿Política? Respetar y permitir libertad natural. Somos cocreadores del universo.

Fue un economista marxista, vinculado a las primeras cooperativas vascas. Paralelamente, con 18 años, dirigía grupos de yoga y meditación. "El silencio, el amor, la fusión con la naturaleza son prácticamente lo mismo". En 1977 montó la Comunidad del Arco Iris, que dirigió durante diez años, la más grande en esos momentos de Europa. Después se retiró y comenzó una etapa más cercana al chamanismo y contactó con los ancianos mexicanos, de los que heredó algunos de sus linajes, e impartió cursos en la escuela Chrisgaia. El día 22 dará una conferencia y presentará su libro 'El sol que mora en las tinieblas' (editorial G&A) en El Corte Inglés, acto en beneficio de la Fundación Barraquer.

"Eres libre de lo que amas y esclavo de lo que rechazas"

Es usted un explorador del alma humana, ¿qué ha descubierto? Que merece la pena vivir el instante presente con alegría; que el amor es posible en cualquier momento, pero que nadie puede llegar a ese punto si no ha abrazado su propia sombra.

¿Es decir? Todo lo que teme, todo lo que rechaza, todo lo que no se atreve a afrontar, todo lo que le provoca reacciones fuertes, todo lo que de alguna forma es exagerado en su vida, todo lo que no soporta en los demás es lo que no ha resuelto en sí mismo. La sombra es la clave de nuestro poder interno.

¿Cómo la descubres y cómo la vences? Lo primero que hay que entender es que hay una forma de cambiar el pasado liberando las energías que nos atan con otros seres con los que hemos mantenido relaciones estrechas: la familia, las ex parejas y los amigos. Cada vez que tengo una relación emocional con alguien y es fuerte y es negativa, intercambiamos emociones y energías.

¿Y eso nos deja atados? Sí, así que si odiamos a nuestra madre nos convertiremos exactamente en ella, viviremos su vida. Eres libre de lo que amas y esclavo de lo que rechazas. En este mundo todo viene en parejas: si quieres el bien tienes que aprender a vivir dignamente el mal; si quieres salud tendrás que abrazar la enfermedad, vivirla con calma y alegría.

Difícil. En ese juego entre la luz y la oscuridad, si estamos en nuestro centro, la ira es sagrada y conduce las energías del espíritu. Pero, si no estamos en nuestro centro la ira, o cualquier emoción puede causar destrozos. No hay emociones positivas o negativas. En tu centro la ira, la tristeza, cualquier emoción es rica y productiva.

Definamos qué es el centro. El lugar de la sobriedad, en el que las emociones no nos dominan. Estamos en un mundo en el que no sólo la cabeza ha causado estragos, también el corazón. Ya basta de tener el alma en el corazón, el alma hay que bajarla a las tripas.

¿Instinto? Sí, tiene que haber una espiritualidad instintiva, sin razón y sin sentimiento, en el sentido de no mover las emociones ni la mente.

¿Hay que controlar? Controlar no significa reprimir, que es lo peor que uno puede hacer; significa llevar nuestra vida desde el interior. Lo importante es entender que los cambios del juego de la vida no deben mover tu realidad, deben mantenerte sereno, sensato.

Eso quisiéramos todos. Cuando dos personas se juntan, la vibración de ambos tiene que unificarse, o tú bajas a que te duela lo que al otro le duele y entonces a los dos os duele, o tú te quedas en tu lugar sereno mientras el otro sube de frecuencia. Tú tienes que mantenerte en tu centro y respetar al otro.

¿Cómo transformar la oscuridad? La vida hay que cambiarla en el instante, cuando surgen las emociones negativas es el momento de recapitularlas. Hay que entender que en nuestros miedos se encuentra nuestro poder. En lo que tenemos oculto en el cuarto de los trastos no sólo está nuestra sombra oscura, lo que más tememos, también está nuestra sombra dorada.

Preséntemela. Es el dios que somos, el poder de los dones internos que están ahí dentro escondidos.

¿Cómo entras en la sombra? Cualquier cosa que rompa la lógica mental hace entrar en las sombras, por eso hay procesos de catarsis muy sofisticados o simplemente directos, como un retiro en la naturaleza cuatro días sin comer ni beber.

Radical. Si no, habrá que esperar a que una enfermedad grave, la muerte de un ser querido o tantas injusticias como hay te saquen la sombra y no tengas más remedio que verla.

Dígame cómo puedo trabajarla. Uno tiene que volver a entrar en el dolor que la oscuridad le causó: si en otro tiempo la locura te rodeó y estuviste a punto de perder el control, tienes que volver, pero con más conocimiento. Si no, no resuelves nada, sólo lo guardas en el cuarto oscuro. Tú ya llevas todo aquello en lo que puedes trabajar dentro de ti.

Sí, eso dicen todos, ¿pero dónde está? ¡Jolín! En tu mala gaita, en tus miedos. Cuando entras en tristeza, cólera, depresión, no te vayas a tomar unas copas o al cine, enciérrate con esa rabia, déjala salir, escúchala.

¿Cómo se expresa la sombra? Quien más miedo tiene más sombra tiene, quien más hostil y violento es más la reprime. Le diré algo importante: primero hay que controlar la sombra y segundo poner conciencia en la sexualidad.

¿? Ya es hora de que los hombres controlen su sexualidad. No hay que confundir eyaculación con orgasmo masculino. El orgasmo está fuera de la eyaculación y el amor debe durar más de media hora para que la mujer se entere de algo. La eyaculación es un acto egoísta de lo masculino.

No haré comentarios maliciosos... El tantra o ciertas partes de la sexualidad sagrada enseña a fundir los corazones. La propia sexualidad guarda el camino más directo hacia la fusión con todo. La eyaculación debilita al hombre, y a las mujeres las debilita su caída en el caos emocional.

Sanchís Ima, "Eres libre de lo que amas y esclavo de lo que rechazas". La Vanguardia. Martes, 15 de marzo de 2011. P. 68


La entrevista la leí en su día en un descanso entre clase y clase. Me gustó el positivismo de este tipo y por ello guardé la entrevista. Hoy, no sé muy bien por qué, he necesitado volver a leerla.





Ríe cuando puedas (El Chojin)



No me gusta la forma que tiene de rapear, pero la canción bien podría ser la banda sonora de la entrevista.





domingo, 27 de marzo de 2011

Lo importante de hoy es...

Hoy no importa que vaya a pasar la noche sin dormir por culpa de trabajos (hace cinco minutos estaba imprimiendo la monografía, ¡por fin!) y por la F-1, ni tampoco el cambio de hora. Lo importante de este 27 de marzo de 2011 es que Luna blanca cumple 21 añitos. Para estas cosas soy pésima, quizá por eso opino que en ocasiones como estas nuestras queridas palabras sobran. No hace falta que te diga que eres muy especial, única, con un aura artístico que pone la gallina de pelos y, lo más importante, que tienes un rico mundo interior capaz de contagiar de sensaciones positivas a los demás, aunque todo vaya del revés. Admiro tu capacidad de lucha para seguir hacia delante, tu fortaleza. Seguro que en el cielo hoy habrá una gran fiesta, pues tu madre y tu abuela presumirán orgullosas de ti con una sonrisa de oreja a oreja, tienen motivos más que suficientes para hacerlo. Yo lo haré desde la distancia que separa nuestras ciudades y escucharé a todo volumen tu magnífica versión de Led Zeppelin. Ojalá podamos volver a vernos pronto, pasear por Barcelona y volver a recorrernos todas las tiendas de música de la calle Tallers. ¡Feliz cumpleaños!


Aniversari (Manel)



 
 
 
 
Pd1: Hoy la entrada está escrita en rojo en honor a la cumpleañera.
Pd2: Empiezo a vivir pegada a los inhaladores. Sí, la primavera es preciosa para los asmáticos...

viernes, 25 de marzo de 2011

El Delta rejuvenece

Hoy sale a la venta el nuevo Delta. Esa revista pratense que no abrimos para contemplar las fotos por si aparece en ellas alguien que conozcamos (como pasa con la oficial), sino por lo que se cuenta. Esta revista mensual es independiente a los organismos oficiales, lo que le permite sacar a la luz con un gran sentido crítico, ácido para algunos, aquello que se intenta esconder o que no es visible para una parte importante de la población, además de antender a los problemas de los ciudadanos sin olvidarse, claro, de la actualidad. Con el estilo de siempre, pero con un diseño rejuvenecido, seguro que seguirá levantando ampollas y trayendo muchos dolores de cabeza a la clase política de la ciudad.



miércoles, 23 de marzo de 2011

Vídeos

Aquí os dejo todos los vídeos que grabé el viernes pasado en el concierto de Ismael Serrano en el Palau de la Música.

Vuelvo, con la que dio inicio al concierto:



Ya ves:
 


Balance:



Con Luces errantes llegaron la mágia y la emoción cogidas de la mano:


Podría ser, para todos los que sufren la crisis en la cola del INEM:


Si se callase el ruido, una de mis favoritas:



Un fragmento del teatrillo de Bergia




Palito de madera, canción que formará parte del próximo disco de Bergia, el cual saldrá en mayo:

martes, 22 de marzo de 2011

El vértigo de los habitantes

La vida, a veces, se porta como si hubiera visto demasiado cine malo. (La condesa descalza)

El mundo, orgulloso como siempre, oculta sus lágrimas y su pena. Sigue girando sin dejar que nada ni nadie le detenga; sus habitantes, en cambio, gritan de rabia y aúllan de dolor. El Mediterráneo hoy vuelve a padecer mareas de sangre y se estremece ante el ruido de los proyectiles. “¡No a la guerra!” gritan los que, cuando Gadafi bombardeaba al pueblo, callaban. De la misma forma llevan a cabo el voto de silencio los que defendían  la energía nuclear en nombre del progreso. Los padres siguen perdiendo a sus retoños; los hijos siguen quedándose huérfanos y la miseria azota tanto a Oriente como a Occidente. Unos mueren de hambre o quedan mutilados por la fuerza de un mísil; los otros hacen colas interminables en la puerta del INEM y culpan de su situación a los mismos que hace cuatro años les “cedían” puestos trabajo precarios por no estar a su altura, ocupaciones que ahora ellos desean. El mundo, indiferente, gira con la misma elegancia de siempre; los habitantes, por su parte, sufren el vértigo que origina el poder y el dinero de algunos avaros.





Tristes guerras (Miguel Hernández)
Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.  


Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.


Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.


Cancionero y romancero de ausencias



Próximamente, los vídeos del concierto de Ismael Serrano.

sábado, 19 de marzo de 2011

Acuérdate de vivir

                                                                                                                               A Antonio Ezpeleta


A las 21.05h se apagaron las luces del Palau de la Música. La gente aplaudía entusiasmada hasta que la voz de Javier Bergia interrumpió de forma sutil a los asistentes para ponerles en situación: “anteriormente en Acuérdate de vivir…” Le siguieron fragmentos de la historia de la señora Maruja contada por Ismael Serrano en la primera parte de la gira. Tras esta introducción, llegaron de nuevo más aplausos. La gente estaba impaciente por que salieran ya al escenario, pero aún había más. El sonido de un antiguo teléfono trajo el silencio. Saltó el contestador de Serrano y Andreu Buenafuente le dejó un mensaje arrancando las risas de los presentes. Tras las palabras de Buenafuente, los músicos tomaron posiciones y empezó la música. Unos segundos más tarde, quizá fueran minutos, apareció Ismael Serrano en escena. La gente volvió a aplaudir entregada. El concierto empezó con Vuelvo, una de las canciones que conforman el último disco. A partir de aquí, música, poesía, humor y teatro fueron los protagonistas durante casi cuatro horas.

La puesta en escena era sencilla: el escenario recreaba un salón de una casa cualquiera a punto de ser abandonada por la mudanza de sus habitantes; quizá una señal de lo que sería el show, sencillo a simple vista, pero con una compleja estructura. Serrano y sus músicos desnudaron  ciertas canciones haciéndolas sonar solamente con un piano o a dos guitarras y voz; así brilló la magia de la sencillez marcada por una voz que mucho tiene que decir. También hicieron el camino contrario al dotar de matices musicales a canciones que en los discos carecen de ellos.

Serrano y su banda se mudaban y por ello contaban las historias de sus vecinos, los que por fortuna, de una forma u otra, habían recordado, o tal vez aprendido, qué es eso de vivir. En esta segunda parte de la gira, Ismael relata el final de las historias de dichos habitantes. La señora Maruja por fin ha superado la muerte de su marido en una playa del sur; el vecino huraño ha conseguido enamorar a la chica de sus sueños; el que no paraba de hacer sonar a todas horas un viejo bolero, por fin ha salido a la calle y ha olvidado a su antiguo amor, así que ya no suena el bolero que despertaba a todos los vecinos a las 7.30 a.m; el corrupto que le invitaba a cañas y se creía un ser superior, ahora, tras una redada, se ha convertido en un tipo de normal. Trabaja en un parque de atracciones y ya pasa de regalarle trajes a un concejal aunque esté arruinado –momento en el que Ismael Serrano ironizó sobre la corrupción del gobierno valenciano y el caso Milet- y finalmente, se aplaudió con entusiasmo a los vecinos egipcios, esos que no paran de poner música y de bailar últimamente porque tienen mucho que celebrar.

Ismael tuvo que abandonar la casa durante unos minutos. El teléfono volvió a sonar. En esta ocasión quien le dejaba un mensaje en el contestador era Joan Manuel Serrat. Al maestro se le aplaudió hasta que empezaron a doler las palmas de las manos. Ismael no contestó a la llamada porque Serrat le avisó de que le quedaba poca batería, así que siguió con el espectáculo. Bergia protagonizó un sainete y cantó junto a Serrano Palito de madera, canción que formará parte de su próximo disco, el cual se publicará en mayo.

Ismael Serrano conoce sus carencias, la más importante es su poca movilidad, pero hay que reconocer que sabe cómo dejarla en segundo plano. Sabe modular su torrente de voz y delita al público con unos magníficos encabalgamientos que arrancan los vítores de quienes los disfrutan, pero a su justa medida, sin llegar a hartar y con una gran elegancia.

Uno de los momentos más emotivos llegó de la mano de Luces errantes, canción que grabó con niños del conservatorio de Ramala. Al acabar de cantarla, se escucharon gritos a favor de la libertad del pueblo palestino por parte del público. Como decía antes, tampoco se olvidó de los casos de corrupción, ni de la crisis, ni de los parados, ni tampoco de la revolución actual en los países árabes.


Tras más de tres horas y cuarto de concierto, se despidió de los asistentes con una versión cañera de Sucede que a veces. Al finalizar la canción, el Palau de la Música entero se puso en pie. Nadie gritó “otra”. La gente en silencio aplaudió durante más de cinco minutos. Volvieron a salir a escena, no podían olvidarse de dos canciones míticas. Con Vine del Norte se recordó a Amanda paseando por las calles de Santiago de Chile mientras al unisono se maldijo  a los dictadores vivos y se gritó  con furia “asesinos” a los pacos; también era el momento de rendirle un homenaje al Che. Después le llegó el turno a Papá cuéntame otra vez. Ismael recordó que hay que construir una historia que contar a nuestros hijos y dejar de echar la culpa a nuestros progenitores de la situación actual. Ahora es nuestro momento, quizá mañana ya sea tarde… A estas dos canciones volvieron a seguirle cinco minutos intensos de aplausos; daba igual que las luces estuvieran ya encendidas, la gente seguía aplaudiendo de pie sin moverse del sitio. Volvió a salir, cantó dos canciones más y la escena de los aplausos interminables volvió a repetirse, así que no le quedó más remedio que volver a salir y mirar las caras de los presentes que la luz había dejado al descubierto. Finalizó el concierto con una gran fiesta gracias a Tierna y dulce historia de amor; una crítica a una sociedad plagada de tabúes, en parte, por culpa de la prensa. A Pedro J. tuvieron que pitarle bien los oídos, pues se llevó un buen puñado de abucheos. Agradecidos, todos los músicos se despidieron de un público entregado, que durante casi cuatro horas recordó que es eso de estar vivo.









A veces la suerte te echa una mano. Por pura casualidad, después del concierto me topé con Ismael Serrano y Javier Bergia. Pude charlar unos minutos con ellos y hacerme una foto con cada uno. Un placer encontrarse con dos tipos tan majos.


viernes, 18 de marzo de 2011

Misir Lau

Gentes del mundo que perdéis el tiempo entrando en este blog. Hoy os voy a pedir un favor y  así me demostraréis que no sólo os paseáis entre las entradas, sino que también colaboráis. Lo que os voy a pedir es muy sencillo y además os va a gustar. Mi amiga Misir Lau canta, toca varios instrumentos y escribe que te mueres. Os doy la magnífica posibilidad de que os deleitéis con su maravillosa voz: http://www.ispmusica.com/mimusica.asp Es el corte número 5, a ver a quién vais a escuchar, ¿eh? Si os gusta, que sé que lo hará a no ser que no tengáis gusto musical y/o seáis sordos, la tenéis que votar aquí: http://www.ispmusica.com/foro/cgi-bin/yabb2/YaBB.pl?num=1300393792 Vais a tardar 30 segundos en registraros para poder votarla, así que no me seáis zánganos. Como veis, va segunda, así que teniendo en cuenta que este blog tiene una media de 80-90 visitas diarias, no debería tardar mucho en colocarse la primera. Si no me hacéis caso, ateneos a las consecuencias, capisci?





La fama es muy dura. Esta mañana he ido a donar sangre a la maratón que se está haciendo hoy en el Cèntric (también os podríais animar a esto; están hasta las 22h). Nada más llegar, han empezado a aparecer los medios locales. He intentado esquivar los focos, pero una vez tumbada en la camilla no he podido hacer nada por evitarlo. Espero que tengan sentido del gusto y no divulguen las imágenes en las que aparezco, se lo agradecería...

martes, 15 de marzo de 2011

¿Verdades absolutas?

Muchas veces hemos escuchado eso de que la realidad supera a la ficción, que no existe una verdad absoluta o que el de enfrente nos miente. Aquí también entra en juego nuestra percepción, que por suerte o por desgracia, suele ser única y está plagada de matices propios y biográficos. Bien es cierto que en ocasiones falla, como todo en esta vida, y nos lleva a cometer errores. Joseph Napolitan en su libro Las 100 cosas que he aprendido en 30 años trabajando como asesor de campañas electorales asegura que la percepción es más importante que la realidad. Pero, ¿y si la verdad no existiera? Es más, ¿y si ni siquiera existiera la realidad?

Richard Rorty, siguiendo los pasos de Michael Foucault y Jacques Derridà, dijo que la realidad ha quedado tan lejos que ya no importa; es por esto que el compromiso con ella no existe porque lo esencial es todo lo que nos pueda ser útil. Para él, los textos útiles son aquéllos que nos permiten  escribir texto o lanzar una nueva mirada y los considera herramientas para construir otros.

Por su parte, Jean François Lyotard fue mucho más lejos y afirmó que la Ilustración llevó a Auschwitz porque, igual que ya anunció en su momento Foucault, la realidad es tan compleja como para que no haya posibilidad de entenderla. En definitiva, lo que quería manifestar Lyotard es que lo que dicta el Estado es lo que se toma como realidad, aun siendo un Estado criminal.

Lo que todos estos pensadores defendían es que es imposible conocer una realidad y/o una verdad absolutas porque cada uno de nosotros tenemos percepciones distintas, hasta contrapuestas en ocasiones. Todos estamos contaminados por las miradas de los demás, sobre todo por las de nuestro entorno. Sin ir más lejos, hay un cierto convenio entre lectores para saber si un texto tiene valor cultural. Por ejemplo, ¿cuánta gente ha leído El Quijote y cuánta habla de él? Tanto los que se han paseado por las páginas del libro de Cervantes como los que no, en ningún caso dudan en calificarlo como una obra magna y una de las lecturas que conforman la columna vertebral de la literatura.

En contraposición a los autores anteriores, podemos situar a Umberto Eco, ya que contestó tal que así a Rorty: “puede que tengas razón respecto a que los textos y  las miradas sean herramientas, pero que esto nos lleve a negar la realidad es otra cosa. Si te quieres limpiar las orejas, más vale hacerlo con un bastoncillo que no con un destornillador”.

Quizás sea verdad que no existe una verdad y una realidad absolutas, sino que cada uno tengamos las nuestras; o tal vez sea mejor pensar así para evadirnos y no enfrentarnos a nuestros fantasmas y poder justificar ciertas acciones; por ello creamos nuestro propio mundo, con nuestras propias reglas que serán o no aceptadas por los demás. Es posible que todo esto esté causado por lo que decía hoy Daniel Diez Crespo en su blog: “Necesito más de lo que la maldita realidad ofrece en este instante”.


*Blog de Daniel Diez Crespo: http://lacomunidad.elpais.com/danieldiez/posts




Nada parece suficiente (Miss Caffeina) 
 



 
 
*
 
No, no soy feliz si junto a mí
nada parece suficiente
no voy a cambiarme de disfraz
la rabia tiende a acabar sin ti

lunes, 14 de marzo de 2011

Pequeños detalles

Hay veces que pequeños detalles significan mucho. Por ejemplo, darse cuenta de repente, un sábado a las 7h de la mañana, de que te duelen los dedos a causa de las horas que llevas aferrándote a una almohada. Esto supone saber que sientes, que respiras, que aún estás viva.

Ens en sortirem (Manel)



*
 
I després tancar els ulls
I sentir el món en calma
Hi ha dos ocellets fent piu-piu dalt d'un arbre
Havent enllestit un gran epitafi
Que arranqui somriures a tots els que passin


I, a vegades, ens en sortim
I, a vegades, ens en sortim
I, a vegades, una tonteria de sobte ens indica que ens en sortim
I, a vegades, una carambola de sobte ens demostra que ens en sortim

viernes, 11 de marzo de 2011

Cosas que vuelven

Vuelve a ser once de marzo. Vuelven las imágenes del atentado de Madrid, vuelven las lágrimas, los homenajes, los conflictos políticos, etc. También es un día triste por el brutal terremoto en Japón. En Barcelona el cielo es gris; se prevén grandes chaparrones, en la calle y dentro de nosotros mismos. Todo cambia demasiado deprisa y reconozco que tengo vértigo. Y es que hay personas, fechas, cosas, actos y abrazos que para que el olvido no existen… por fortuna, así es más fácil sobrevivir al presente.
 











Señores que controlan poco o nada el mundo de Facebook, se abren una cuenta, toquetean algo y ponen tu mail como si fuera el suyo. Cuando abres el correo ves mensajes de gente que no conoces, notificaciones y cosas raras. Menos mal que esa dirección de e-mail apenas la uso y que éste ha cerrado la cuenta de Facebook…













Día raro el de hoy…


miércoles, 9 de marzo de 2011

Zorionak, Nere y Estela!

Hay días negros que se convierten en grises gracias a ciertas personas a las que te gustaría abrazar, ver y tocar; pero la distancia, tan envidiosa ella como siempre, lo convierte en un imposible.

Uno de los noticiones del día es que Nere es GAI. Me gustaría ir a Bilbao y tomarme un katxi (no sé si se escribe así) con ella para felicitarla como se merece después de tanto esfuerzo, de tantos test y de aprenderse el euskera de los peces. Mi Fraga es la leche y el aprobado, aunque ella no lo creyera, estaba más que anunciado.

El otro notición es que Estela cumple años. Una lástima que no exista la teletransportación para viajar de Bilbao a Buenos Aires. Pero no pasa nada, telepáticamente tomaremos un rico mate y lo celebraremos juntas. Sí, podemos beber el mar de un sorbo, sólo hace falta creer en ello y yo creo en Estela y en su pequeña, que con siete añitos le da mi vueltas los grandes filósofos de la Historia. Para saber esto, sólo hace falta leer la frase que la chiquitina dijo ayer: “Las etiquetas no importan en la vida”. Repito, siete años. Con esto nos damos cuenta de la madre tan fabulosa que tiene.

Gracias por estar ahí pese a la distancia y por tener un corazón tan grande. Yo desde aquí sólo os puedo ofrecer una vulgar felicitación. Os congratulo ya no sólo por haber aprobado un examen o porque sea vuestro cumpleaños, sino por ser tan buena gente. Hay muy pocos que mantienen siempre una luz interior capaz de iluminar a los demás incluso en los peores momentos, y ambas la poseéis; así que gracias, una vez más, por compartirla conmigo.

 
 
 
 
 
Nere, por tu culpa he vuelto a enviciarme a esta preciosa canción. Estela, espero que a ti también te guste.
 
Trampas al sol (La Fuga)
 
 



 
 
*
 
 
Hazle trampas al sol
Y que no salga hoy
A joder nuestro mundo.
Dame un poco de calor
Para este corazón
Que va buscando abrigo.

martes, 8 de marzo de 2011

¿Existe la igualdad?

Los descerebrados que seguís habitualmente este blog ya sabéis que soy antidías señalados. Hoy es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, o lo que es lo mismo, una fecha más marcada en el calendario para recordarnos algo que solemos olvidar, en este caso, la igualdad. Muchos os preguntaréis qué es eso de la igualdad, yo también tengo mis dudas, pero no os preocupéis, es normal porque es un término que realmente no existe pese a que la RAE lo defina tal que así:



(Del lat. aequalĭtas, -ātis).

1. f. Conformidad de algo con otra cosa en naturaleza, forma, calidad o cantidad.

2. f. Correspondencia y proporción que resulta de muchas partes que uniformemente componen un todo.

3. f. Mat. Equivalencia de dos cantidades o expresiones.

~ ante la ley.

1. f. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos.

~ de ánimo.

1. f. Constancia y serenidad en los sucesos prósperos o adversos.





Utilizando la definición “ante la ley”, vemos claramente que la igualdad no existe, es una utopía pura y dura de nuestros días, en una sociedad donde se supone que hemos evolucionado muchísimo. Pero la realidad nos azota con las estadísticas. Son más los hombres que ocupan los puestos de poder, pues las mujeres deben superar mil y una traba e incluso siguen estando mal vistas; hay empresas que contratan a menos mujeres que a hombres por el hecho de que se pueden quedar embarazadas e incluso siguen produciéndose despidos cuando se quedan en cinta; los sueldos siguen siendo más bajos para ellas que para ellos; los anuncios de limpieza siguen estando dirigidos a las féminas, etc. Pero quizás el mayor problema no se encuentre entre las causas ya señaladas, sino que sea el machismo asumido. ¿A cuántas hemos escuchado decir eso de “yo tengo mucha suerte, mi marido me ayuda en casa”?


No me puedo olvidar de las injusticias que se cometen con la búsqueda de la “igualdad femenina”. Y es que parece un hecho automático que si una pareja se separa ella deba quedarse con la custodia de los hijos y la casa. Tampoco existe la igualdad entre razas -no podéis negarme que un blanco tiene más posibilidades en esta vida que un negro-, ni, por supuesto, entre clases sociales


Así pues, hoy es el día en el que se recuerda todas las injusticias que se producen  en contra  de las mujeres, pero mañana volveremos a olvidarnos y la vida seguirá igual que ayer. Continuaremos escuchando casos sobre mujeres maltratadas en las noticias o sobre los infanticidios que se realizan en ciertos países. Tampoco faltarán los comentarios sexistas, ni la prostitución, ni que nos impongan un canon de belleza, ni los ridículos anuncios de compresas, ni otras tantas cosas de las que nos volveremos a quejar el próximo 8 de marzo.





Ella (Bebe)

 













He aquí mi pequeño homenaje a Alberto Granado. El domingo en su honor reví Diarios de motocicleta. DEP.



Alberto Granado (izq.) y Che Guevara (derecha)
 
 




















sábado, 5 de marzo de 2011

Carnaval

Llega la época del año en la que tenemos permiso para convertirnos en todo aquello que soñamos ser. Las calles están llenas de personajes curiosos, desde las típicas princesas hasta fichas de Tetrix. Grandes y mayores disfrutan al convertirse en otros; quizás ahí es donde radica el éxito de estas fiestas. Durante el año cuidamos nuestro aspecto: nos maquillamos, nos peinamos, nos vestimos de forma correcta y salimos a la calle con nuestro “estilo” que a la vez es el de otros tantos. No nos engañemos, nos regimos por modas, aunque yo no tenga ni idea y anteponga mi comodidad. Sí, prefiero mis camisetas normales y corrientes y mis tejanos, a poder ser rotos. Cuando llegan estos días, muchos son los que se rompen la cabeza pensando en su disfraz. Pero, ¿no vamos lo suficientemente disfrazados durante todo el año?

Decía que nos regimos por modas. Por ejemplo, el año que se lleva el verde, todo el mundo viste de verde. Hace no mucho leía que las gafas se han puesto de moda y que las ópticas han aumentado notablemente sus ventas gracias a las lentes sin cristales. ¿Somos tontos o qué pasa aquí? Igualicos que un rebaño de ovejas, aunque cabe decir que ellas son más inteligentes, ya que se siguen las unas a las otras para, por ejemplo, poder comer. Y es que vamos con máscaras durante todo el puñetero año; ocultamos aquello que creemos que es “malo” para mostrar lo que pensamos que es “bueno” y no nos damos cuenta de que una vez más volvemos a caer en un error fatal. Somos ambas cosas, el ying y el yang, y, como somos tan sumamente necios, probablemente escondamos muchas cosas magníficas intentando ocultar lo “malo”, yo la primera, ya se sabe que el burro, en este caso la burra, siempre ha de ir delante.

El año pasado por estas fechas me convertí en otra persona, concretamente en una muñeca diabólica, pero este año no pienso disfrazarme; es más, no creo ni que salga de fiesta. Suficientes máscaras y disfraces me he puesto a lo largo del último año en secreto. Así que por favor, si os disfrazáis un día más, en este caso con una vestimenta más estrafalaria de lo que normalmente lo hacéis, no dejéis de ser vosotros, ni hoy, ni mañana, ni el resto del año porque por muchas máscaras y trajes raros que os pongáis, nunca podréis escapar de vuestro cuerpo y menos aún de vuestra mente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Os dejo un regalito:
 
 
 
 
 
Ausencia (Rosa Chacel)
 
 
Cuarenta metros cúbicos de soledad, el cuarto.
El abrigo en la percha, ahorcado,
el sombrero en la mesa, como un cráneo,
los zapatos,
uno delante del otro, echando el paso.
Y una escarpia negra posada en lo blanco.


Poema extraído del libro Los poetas de la República.






Y siguiendo con el tema de la entrada, otro regalito:

La del pirata cojo (Don J. Sabina y don JM. Serrat, a sus pieses siempre).





*

Pero si me dan a elegir


entre todas las vidas, yo escojo


la del pirata cojo


con pata de palo


con parche en el ojo,


con cara de malo,


el viejo truhán, capitán


de un barco que tuviera


por bandera


un par de tibias y una calavera.





(Momento de nostalgia gatuna con esta canción. He tenido la enorme suerte de escucharla dos veces en directo; una con el Nano, igual que en el vídeo pero en el St. Jordi, y otra con Sabina en solitario. En ambas ocasiones me quedé sin voz).




P.d: Hemos superado las 10.000 visitas con creces, gracias.

viernes, 4 de marzo de 2011

Cuando las cosas no van bien, o ni siquiera van, me gusta coger carrerilla, mirar hacia delante y decirme que a partir de ese momento todo va ir bien. Tengo la enorme suerte de no odiar a nadie; simplemente, cuando alguien me hace daño, la rabia va dejando lugar al olvido en muy poco tiempo. Muchas veces me sorprendo por esta capacidad, aunque bien es cierto que en ocasiones es imposible olvidar porque hay personas a las que, por varias razones, no puedes sacar de tu vida.

Alguna vez he comentado que vivo en una especie de bucle, que noto cómo diferentes etapas se van repitiendo con cierta frecuencia y presiento que una parte de ese bucle empieza a repetirse: bienvenidos, queridos fantasmas. Son diferentes las caras, los nombres, los años, pero la situación es la misma y experimento los mismos sentimientos que en el pasado. Pero hay algo que sí cambia: el dolor. El cabrón aumenta proporcionalmente con cada año que pasa, las mentiras escuecen más y la soledad interna y externa se acrecienta sin límites. Cada vez me cuesta más ver mi cara reflejada en un espejo, ya apenas me reconozco.

 
 
 
Hoy me dio por ser honesto (El Arrebato y Antonio Vega)
 
 



 
 
*
 
Y me siento tan pequeño, enfrentado a tu mirada,
Tu pasión sigue creciendo, y a mí me ha caducado el alma.


Déjame una copia de la llave de tu puerta
Porque sé que es muy posible que mañana me arrepienta
Hoy me dio por ser honesto, aunque sé que no me pega.

martes, 1 de marzo de 2011

Marzo

Llega marzo y me doy cuenta de que tú y yo nunca seremos nosotros. No serás tú quien me acompañe en las noches de insomnio ni a quien le cuente mis miedos; yo no seré la que te cure ese tipo de heridas que incluso al tiempo le cuesta cerrar. Tú caminarás por las playas del sur y yo por las del norte. Viajarás, conocerás nuevas tierras y reconocerás aquellas en las que ya estuviste; sin embargo, no serás tú mi compañero de aventuras en el Cono Sur. Pronunciarás mi nombre sin miedo mientras que yo me taparé los oídos cuando escuche el tuyo; quizá algún día sea valiente y lo susurre e incluso puede que lo grite para que el mundo se maraville ante tus letras. Contarás mentiras que yo no escucharé, o tal vez sí, y haré como que te creo una y mil veces más, como ayer o como hoy. No follaremos salvajemente en tu cama y en mi habitación nunca habrá un mayo del 68; tampoco haremos el amor en el suelo del salón, en tu salón, en mi salón, en el nuestro. Jamás recibiré una carta escrita por ti ni podré leer los versos que una noche de adolescencia escribiste y con las mismas convertiste en escombros por no estar a la altura de alguien que, por supuesto, no era ni seré yo. El calendario se irá tachando solo, pasarán los días y no veremos juntos ningún amanecer y posiblemente ni un solo anochecer. Pasearás de la mano con un niño que no será mío, nuestro, y yo te observaré tranquilamente creyendo que él sí se atreverá a ser todo lo que tú no fuiste, lo que yo no fui, lo que nosotros no seremos, y por qué no, será capaz de romper con el tiempo, las reglas y la distancia que a ti y a mí nos separan. Quizá ya no sea sólo esto lo que nos aleja, puede ser que también sean las ciudades o simplemente la vida. Moriremos. Tú serás ceniza y yo polvo o viceversa. El mundo seguirá su rumbo, no se detendrá ante nuestro paso y no gritará nuestros nombres dolorido con nuestro adiós. Sobre nuestras tumbas construirán monstruos de hormigón y pasaremos a la historia sin haber sido nunca nosotros.






Escrito hoy en clase en un momento de gran aburrimiento, de dolor y con droga dura en el cuerpo. Sí, la que escribe está malita y el jueves le espera un “maravilloso” examen al que seguramente tendrá que asistir dopada hasta las cejas, quéalegría,quéalboroto.







 
El pase de la muerte (Igloo)




*

Por si lo dudas lo sé todo
de vez en cuando me hago el loco
pero ya está bien
ya vale, ya vale




Reflexión del día: duele más una pequeña mentira de un grande que mil grandes mentiras de un ser cualquiera.