martes, 17 de enero de 2012

Manuel Fraga, el demócrata

Fotografía extraída de Google Imágenes
El domingo, como sabéis, murió Fraga, aunque parezca mentira, también era mortal. Nada más conocerse su muerte, los medios de comunicación se dedicaron a alabarle y casi todos le agradecían el estar hoy en democracia. Cuando citaban que fue ministro durante la dictadura franquista, lo hacían para recordar que gracias a él en los años sesenta se aprobó la Ley de Prensa y que se opuso al Opus, en cambio, el silencio ante las sentencias de muerte que firmó resulta atronador.

Ayer, después de un examen, me dispuse a leer La Vanguardia, el diario que nos regalan en la Facultad. Nada más abrirlo, me topé con el siguiente titular: “Fraga Iribarne, pieza clave de la democracia”. Me quedé a cuadros, pues Fraga, por mucho que digan, no fue una pieza clave para el sistema actual. Fraga tuvo que seguir la corriente porque si no lo hubiera hecho, seguramente, se habría ahogado.

Señores periodistas, entiendo que hablar bien de los muertos es lo más común, pero eso no quiere decir que sea lo más correcto. Ahora parece que le debemos todo a Fraga, quien se ha ido con todos los honores mientras aún hay familiares de las víctimas que provocó buscando sus restos para poder enterrarlos con dignidad. No, no es justo. Entiendo que expliquen que hizo cosas buenas, pero no olvidemos las malas porque fueron muy dañinas, no fueron simples anécdotas sin consecuencias. Este señor firmó las sentencias de muerte de personas que el único “error” que cometieron fue no pensar como él y participó muy activamente en la dictadura franquista. ¿Qué entienden por ser demócrata, señores periodistas?

6 comentarios:

  1. Buenas, me gustaría que me dijeras donde puedo encontrar esas sentencias de muertes que Fraga firmo o no se opuso, salvo la de Julián Grimau. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo que os gusta tocar los cojones a los rojos! Dejad que don Manuel descanse en paz.

    ResponderEliminar
  3. La clave de Fraga es que aglutino y desactivo a la extrema derecha. Muy numerosa y activa en aquellas fechas.

    ResponderEliminar
  4. Lo que manda cojones es que a una pieza clave del franquismo se le haya enterrado con todos los honores.

    Alejandro.

    ResponderEliminar
  5. y que tiene de malo poder esclarecer que conó pasó durante estos años? En alemania lo hicieron y les fué muy bien!!

    Por cierto....si, somos rojos..y tu un puñetero fascista!!

    ResponderEliminar
  6. Los alemanes fueron un gran ejemplo tenemos que aprender en este caso mucho de ellos.

    D.

    ResponderEliminar