jueves, 17 de mayo de 2012

Amar se conjuga en pasado


El año pasado por estas fechas se suponía que tenía que presentarme a un concurso de cuentos que organizó una profesora dentro de una asignatura para subir nota. Hice el cuento, pero no me presenté. Me vi incapaz de salir a la palestra y leer lo que había hecho para que el resto de mis compañeros con papelitos dijeran si les había gustado o no. La profesora, que sí leyó el cuento, se “vengó” por no quererme presentar bajándome la nota final. Hubo compañeros que no me entendieron, incluso alguno se prestó a leer lo que había hecho si yo no quería salir allí delante, pero volví a negarme. Hoy, mientras guardaba archivos antiguos en un pen, me topé con el cuento y he decidido colgarlo, movida, quizá, por la seguridad de que este blog dentro de no mucho cerrará sus puertas. Después de un año de reposo, le veo mil fallos y otras mil posibles mejoras, pero no lo he modificado, está tal y cómo salió en su día.

*Amar se conjuga en pasado

-Bésame, por favor, bésame. Quiero hacer el amor contigo, pero no entiendo tus dudas.

-Me da vergüenza que me veas sin ropa, sé que no te gustaré. El paso del tiempo me ha destrozado.

- Te quiero y eso es lo que me importa. Por favor, bésame, solo eso.

-No entiendo cómo lo haces. Siempre sonríes, pase lo que pase… Así consigues que mis miedos desaparezcan. Contigo sería capaz de saltar al vacío.

-No digas tonterías, Gonzalo.

-¿Alguna vez has amado?

-Te pude amar cuando éramos demasiado jóvenes. Después, solo me quedó el cariño ajeno.

-¿Le tienes miedo a la muerte?

-Nunca le tengas miedo a tu propia muerte. Los humanos deberíamos empezar a entender que no somos eternos y nunca lo seremos. Somos pequeñas hormigas, tal vez ni eso dentro del Universo.  Todo se acaba y solo quedan los recuerdos.

-No le tengo miedo a mi propia muerte, le tengo miedo a la tuya.

-Gonzalo, nadie es imprescindible. Debes atreverte a ser tú; tienes que gritar lo que yo nunca pude gritar.

-Gritémoslo juntos. Estoy cansado de esconderme y de fingir. No puedo más. Te amo.

-¡Se nos va! ¡Cárgale trescientos!

-¿Qué son esos gritos?

-No lo sé, pero creo que debo marcharme.

-¡Adrenalina! ¡Inyéctale adrenalina!

-¡No puedes irte! No vuelvas a dejarme solo, por favor.

-Gonzalo, yo te amé en el pasado y te amo en el presente, no tengas ninguna duda de eso.

-Hora de la muerte, las 19:35.

(***)

-¿Los familiares de Pablo Ruiz?

-¿Doctor, qué ha pasado?

-Lo sentimos, pero no hemos podido hacer nada por su marido.

-¡Pero usted me dijo que saldría de esta!

-Su esposo anoche sufrió una serie de complicaciones y entró en coma. Realmente tenía posibilidades de salir, pero ha tenido un paro cardíaco y no hemos…

-¡Cállese! ¡No me diga lo que ya sé! ¡Me ha mentido! ¡Son una banda de...!

-¡Cristina, cierra el pico de una puta vez! ¡Te está diciendo que han hecho todo lo que han podido por él!

-¡No tienes ni idea, Gonzalo, ni idea! Tú no sabes lo que es amar a una persona, nunca lo has sabido, por eso estás solo. Pablo era mi marido, nos queríamos, pero tú, tú qué vas a saber… Desde pequeño has huido del cariño de la gente y te asustaban las mujeres que te rondaban. Te presenté a mis amigas, a compañeras de instituto, de la Facultad, y tú nada. Seguías ahí sentado, en la mecedora del abuelo. Pasaban los días y continuabas mirando por la ventana de tu habitación cómo estallaba la vida fuera, y lo peor de todo no es eso, lo peor es que treinta años después sigues exactamente igual. Así que no me pidas que me calle porque tú no sabes qué es perder a la persona que más quieres, que a la vez, es la que más te ha querido.

-¡Tú sí que no tienes ni idea de lo que es ser amada! Yo he amado y he sido amado en el pasado, hasta hace justamente un minuto.





*El título del cuento es una frase de Albert Espinosa.

1 comentario:

  1. Nooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!! No cierres el blog!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar