viernes, 1 de junio de 2012

Odio


“Por naturaleza el odio no me viene fácilmente. Lo considero un sentimiento animal y torpe, y prefiero en cambio que mis acciones y mis pensamientos, dentro de lo posible, nazcan de la razón; por ello nunca cultivé en mí mismo el odio como deseo primitivo de revancha, de sufrimiento infligido a mi enemigo real o presunto, de venganza privada. Debo agregar que, por lo que creo percibir, el odio es personal, se dirige a una persona, un hombre, un rostro.

[…] Debo confesar que ante ciertos rostros no nuevos, ante ciertas viejas mentiras, ante ciertas figuras en busca de respetabilidad, ante ciertas indulgencias, ciertas complicidades, la tentación de odiar nace en mí, y hasta con alguna violencia: pero yo no soy fascista, creo en la razón y en la discusión como supremos instrumentos de progreso, y por ello antepongo la justicia al odio”.

Del apéndice de Si esto es un hombre, Primo Levi.






2 comentarios:

  1. Pues yo odio todo lo que esta pasando, este engaño generalizado que hemos sufrido durante años en que nos vendieron una falsa democracia.

    ResponderEliminar
  2. Primo Levi estuvo prisionero en Auschwitz, en su libro cuenta su experiencia allí.

    ResponderEliminar