martes, 5 de junio de 2012

Receta para salvarme del abismo


Fotografía extraída de Google Imágenes

Nos hacemos viejos
y añicos.
Vivos,
caminamos como muertos.
Todo duele,
ya nada sana.
Tu voz,
tus caricias,
tu sonrisa,
tu sexo
son los ingredientes secretos
de mi receta para salvarme
del abismo de la rutina,
de la tristeza,
de la falta de sueños
y de esperanza
en los días que la corrupción,
los ladrones, los estafadores,
los políticos, los reyes
y las Leyes
levantan banderas,
escuchan himnos,
nos abandonan
y nos asesinan
sin compasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario