miércoles, 8 de agosto de 2012

Pecado

Fotografía extraída de Google Imágenes

Nos quitamos la ropa
como bestias
para gemir
como salvajes
en un minúsculo colchón.
Preferimos los callejones
sin salida
y los rincones oscuros
para amarnos
sin pedir permiso,
y ahora,
nos vence el miedo.

Cariño, lo siento,
solo pudimos ser humanos.
Ese fue nuestro pecado.


4 comentarios:

  1. Me gusta, mucho fuego veo yo ;) Le pondría para que quedase aún más impactante alguna metáfora o imagen sorprendente, sobre todo en lo de callejones sin salida. Pero como está, genial también. Oscuro!
    PD: Me declaro terriblemente humana
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Oh, gracias.

    PD: Yo también me declaro terriblemente humana, hala.

    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  3. Tan real que excita a migrar de raza... de animal.

    ResponderEliminar
  4. Ay, quién pudiera ser pájaro para volar libre, o jirafa para llegar a lo más alto de los árboles, o mono para saltar sin miedo, o pez para no ahogarnos en el mar, o...

    Gracias por comentar y perder tu tiempo por este blog, Luis.

    ResponderEliminar