sábado, 18 de agosto de 2012

Tres pasamontañas, un cristo y una bandera republicana

Dibujo de Banksy extraído de Google Imágenes


Es curioso cómo nos llevamos las manos a la cabeza por la condena a las Pushy Riot. Llamamos dictador a Putin, que lo es, y nos preguntamos cómo es posible que el simple hecho de protestar en una iglesia haya llevado a la cárcel a estas tres chicas. Parece ser que ya nos hemos olvidado de que hace solo unos meses a Krahe tuvo que ir a juicio tras ser demandado por un vídeo de los años setenta en el que cocinaba a un cristo. Tampoco hay que olvidarse del ciudadano que recientemente ha sido acusado de incitar a la violencia por hondear una bandera republicana. Como siempre, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno. Es repugnante que en pleno siglo XXI la gente no pueda protestar para defender sus derechos, incluso sus (no) creencias. Libertad, ¿dónde estás?

No hay comentarios:

Publicar un comentario