miércoles, 13 de noviembre de 2013

Los olvidados

Portada del último número de Quimera: Los olvidados

De un tiempo a esta parte agradezco la normalidad en mi vida, especialmente la de las personas que forman parte de ella. Sin embargo, me aburre en exceso la normalidad de aquello que leo. Estoy en el cuarto y último (espero) año de mi carrera, Comunicación Cultural. Un periodismo que nace desde la cultura y desde las diferentes brancas de una sociedad tan compleja como la nuestra, o eso nos venden. Pocos profesores a lo largo de estos años han apostado por lo diferente, por salirse de los márgenes y mostrarnos que hay una vida muy rica tras los autores de siempre, las obras de siempre y las publicaciones de siempre. En definitiva, “lo de siempre” en todos los ámbitos. Afortunadamente, si rascamos, encontramos publicaciones maravillosas, de esas que te tienes que sentar, acompañarlas de un café, por ejemplo, y saborearlas lentamente.

Con estas líneas simplemente busco agradecer el trabajo de revistas como Quimera. La gente que la trabaja se ha tirado a la piscina, especialmente con su último número: Los olvidados. El número anterior me lo topé por casualidad mientras daba un paseo, este, en cambio, fui a buscarlo. Gracias a sus páginas he conocido a autores como José Antonio Gabriel y Galán, Antonio Fernández Molina o Emilio Carrere, entre otros muchos que no se estudian en las aulas.

Qué maravilloso es pasear por una ciudad en otoño, pese a este calor primaveral, para ir al quiosco y acabar bailando en los márgenes. Gracias, valientes.


4 comentarios:

  1. Com sempre, vas un pas endavant i hem d'aprendre molt de tu. És un plaer seguir les teves recomanacions.

    Abraçades,

    L.

    ResponderEliminar
  2. Benvingut/da, L,

    Moltes gràcies per les teves paraules, m'han alegrat molt, de veritat, encara que no crec que sigui massa bo el que puguis aprendre de mi, jajaja. En tot cas, fes cas d'aquesta recomanació, jo he gaudit molt llegint aquest número de "Quimera".

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  3. Al entrar en este blog me he llevado dos alegrías:
    1. Saber que la revista Quimera sigue publicándose.
    2. Ver que hay alumnos con buen criterio y exigentes.
    Soy profesor de lengua y literatura en Madrid. Tomo nota para encarar mis clases y para ir al quiosco.
    Marcos.

    P.S: ¿Se puede encontrar online algo de Quimera?

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido Marcos,

    Gracias por tus palabras. Pese a que ya hayan llegado el frío y la lluvia, merece la pena abrigarse para ir al quiosco en busca de esta joyita.

    "Quimera" tiene página web, sí. Verás que está íntegro el texto de Álex Chico perteneciente al número del que hablo en esta entrada del blog. Sin duda, una muestra maestra la pluma de Chico. Aquí tienes la dirección: http://quimerarevista.wordpress.com/

    Saludos.

    ResponderEliminar