domingo, 28 de julio de 2013

Tu ruido atronador


Fotografía extraída de Google Imágenes


                                                                  Y de repente,
                                                                  vuelves a aparecer haciendo un ruido atronador.

                                                                  Yo,
                                                                  por mi parte,
                                                                  que adoro tu estruendo, empiezo a odiar al silencio.


miércoles, 24 de julio de 2013

Silencio

Fotografía retocada de la placa que hay en la c/Ferran Puig (El Prat de Llobregat)

Démons et merveilles, Julio Cortázar

De colinas y vientos
de cosas que se denominan para entrar
cómo árboles o nubes en el mundo

De enigmas revelándose en las lunas
rotas contra el aljibe o las arenas
yo he dicho y esperado

Creo que nada vale contra esta caricia
abrasadora que sube por la piel
Ni el silencio, ese desatador de sueños

Vivir
oh imagen para un ojo cortado
boca arriba perpetuo


lunes, 22 de julio de 2013

Camino sin magia

Fotografía extraída de Google Imágenes

                                                      Dejar de creer en la magia 
                                                      Es el primer paso vital
                                                      En el camino hasta tu tumba.


martes, 2 de julio de 2013

Rutina antes del infanticidio

Fotografía extraída de Google Imágenes
Los libros y el escritorio están desordenados. Mamá está nerviosa; fue la única que se salvó de los despidos. A papá los jefes le miran por encima del hombro e intentan ningunearle porque solo es un trabajador, sin embargo, ellos son ricos. A mí el sueño cada vez viene a visitarme antes y el cansancio al final del día me azota sin compasión. La abuela dice que me hago mayor y que ella está lejos para verlo, que se lo está perdiendo, pero que se alegra de que todo vaya bien. Ella también se hace mayor sin remedio y yo también me lo estoy perdiendo, pero no me alegro. Hoy, ahora, mientras escribo estas líneas, les echo de menos, y no hay verso ni canción que calme este dolor en el pecho. Me busco en la infancia.