lunes, 27 de enero de 2014

El abuelo en Granada Artesana

Página 57 de Granada Artesana
Ordenar libros y encontrarme en uno de ellos al abuelo. Quedó retratado en su taller, en su casa. La casa, cada vez que a él se le antojaba, crecía un poco más para poder ver mejor su Alhambra. Son las doce. A más de ochocientos quilómetros de distancia y diecisiete años después de su marcha, aún puedo escuchar las campanas de la Torre de la Vela.

2 comentarios:

  1. Magnífico homenaje a tu abuelo. Tengo dos nietos y me encantaría que me recordaran con tanto cariño.
    Marcos.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que lo harán, Marcos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar