miércoles, 19 de febrero de 2014

No son los libros

Cristalizaciones, Basilio Sánchez
No es el libro, tampoco la lectura. Es el ir a la librería de toda la vida y hablar con el librero de siempre. El que está orgulloso de haber ampliado su librería, su casa, y haberla hecho renacer. El mismo que se enfada y siente profundamente que el plazo de tiempo no se cumpla y no puedas recoger el libro encargado el día acordado. Él es también quien al verte entrar en su casa sonríe y te entrega, por fin, el libro tras disculparse una vez más, y son ciento las veces. Ese hombre es el que antes de marcharte te confiesa que le ha echado un vistazo al que ahora es tu libro porque no conocía al autor y sonríe queriéndose disculpar de nuevo.

No es el libro, ni la lectura, tampoco el comprarlo. Es quien te lo recomienda y desea que te guste. Es el mismo que habla con pasión de la obra y con admiración del autor. Él es también a quien ves cuando el libro te mira de reojo desde el escritorio para que empieces a perderte entre sus versos y habites para siempre en sus palabras.

En definitiva, no son los libros, tampoco la lectura, sino las personas que hay detrás de cada libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario