domingo, 29 de marzo de 2015

Semana negra para el periodismo

Ha sido una semana negra, por muchas cuestiones, pero también para el periodismo y la libertad de expresión. Para empezar, TVE, la televisión pública, la de todos, recordemos, decidió no renovar a Yolanda Álvarez, corresponsal en Gaza, por las quejas de Israel, que llegó a acusar a la periodista de ser "una correa de transmisión de los mensajes, cifras, imágenes y datos de Hamás".

El segundo caso es el de Jesús Cintora, quien hasta el viernes era el presentador de Las mañanas de Cuatro. Cintora siempre se ha mostrado muy crítico con el gobierno del PP y ha mostrado su simpatía, en varias ocasiones, a Podemos. Una posición que, finalmente, le ha costado el puesto.

Hoy, mañana y pasado seguiremos escuchando voces que nos obligarán a mirar a países como Venezuela para decirnos que allí no hay libertad de expresión y así inyectarnos el miedo por vena. Pero cuando un periodista hace su trabajo y opina en nuestro país, como vemos, no estamos tan lejos de esos países que utilizan para acobardarnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario