lunes, 27 de junio de 2016

No hay inocentes

Caricatura extraída de Google Imágenes

No nos gusta que nos traten como tontos, decimos. No nos gusta que nos traten así, con ese tono paternal que nos repatea. Somos inteligentes, pensamos y decidimos, tanto en nuestras vidas como en las urnas. Por lo tanto, se acabó la inocencia. No somos inocentes, sino cómplices. La mayoría ha decidido que nos gobierne un partido imputado (¡el partido entero!) por corrupción. Se ha elegido a un señor que lleva los sobres y los recortes por bandera y que señala a los otros como "los malos" durante su discurso de victoria.

Esto es lo que hemos elegido, sabiendo que nos han desmantelado los servicios básicos, como la Educación y la Sanidad. Son una banda de ladrones de guante blanco, nada más. Pero les hemos vuelto a elegir. Así pues, como ciudadanos capacitados para votar no nos queda otro remedio que aceptar y reconocer que somos cómplices de esos robos. También nos han quitado esa inocencia, y lo peor de todo es que la culpa es nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario