jueves, 15 de septiembre de 2016

Sigue


Sigue soñando como un niño. Sigue guardando esa inocencia que te regala emociones ante cualquier cosita que rompe con la rutina. Sigue dejando que tus ojos oceánicos brillen con pequeños gestos. Sigue caminando, aunque estés cansado. Sigue hablando cuando lo necesites; no te guardes nada porque seguiré escuchando. Sigue enviando esos mensajes en los que me hablas acerca de lo que te preocupa o sobre lo que te hace feliz. Sigue poniéndole una sonrisa a la vida, incluso cuando las cosas se tuerzan un poco. Sigue chinchándome hasta que me enfade un poco como si fuéramos dos críos. Sigue robándome besos porque te los doy todos. Sigue, no te detengas porque los sueños cada vez los tenemos más cerca. Sigue sonriéndome, por favor. Sigue, que yo te sigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario